Hay muchos pares de divisas diferentes, y algunos son más volátiles que otros. Algunos de los pares de divisas más volátiles son los que se basan en materias primas. El dólar de Nueva Zelanda, por ejemplo, es volátil en comparación con el yen japonés porque se basa en las exportaciones agrícolas. Esto significa que el precio de una sola materia prima puede cambiar drásticamente, y esto lo convierte en un par atractivo para negociar. Otro par de divisas volátiles es la libra esterlina frente al euro. Su volatilidad puede verse afectada por los principales eventos geopolíticos en Europa, incluido el reciente conflicto en Ucrania.

Los comerciantes deben ser conscientes de los riesgos involucrados en el comercio de pares de divisas volátiles y deben limitar el tamaño de sus posiciones en consecuencia. Los comerciantes deben usar órdenes stop para controlar el riesgo y no deben colocar demasiadas órdenes en pares de divisas volátiles. También deben tener cuidado de no negociar demasiados pares de divisas en una sola sesión de negociación.

Los pares de divisas pueden ser volátiles en cualquier momento, pero hay ciertos momentos del día en que son más volátiles que otros. Es una buena idea prestar atención a las noticias e identificar cuándo es probable que un par de divisas sea volátil. Si puede detectar la volatilidad temprano, puede obtener un rendimiento extraordinario comprando durante este período.

La volatilidad de la moneda se ve afectada por muchos factores, incluidos los diferenciales de tasas de interés, la geopolítica y el valor de las exportaciones e importaciones. Por ejemplo, si el dólar estadounidense está subiendo frente al won surcoreano, es probable que el tipo de cambio entre las dos monedas sea alto. Además, más personas están operando con el par USD/KRW, lo que aumenta aún más la volatilidad.

Otro par a tener en cuenta es el franco suizo. El franco suizo es una opción popular entre los comerciantes debido a su estabilidad financiera. En tiempos de alta volatilidad, el CHF se fortalece frente al USD, y esto lo convierte en un refugio seguro para muchos inversores.

Saber qué pares de divisas son más volátiles puede ayudarlo a personalizar su sistema de negociación y los marcos de tiempo. Los operadores que buscan bajo riesgo y altos rendimientos deben operar con pares de divisas de baja volatilidad, mientras que aquellos con un mayor apetito por el riesgo pueden invertir en pares de divisas de alta volatilidad. También debe considerar cuidadosamente el tamaño de la posición que desea operar.